martes, marzo 20, 2007

"Zonas pagas", un diamante en bruto


Los paraderos con pago extravehicular o "zonas pagas" se componen de un área cerrada a la cual se ingresa con la tarjeta bip, de forma tal que cuando los buses llegan los pasajeros se suben por todas las puertas, reduciendo por lo menos a la cuarta parte el tiempo de detención en el paradero (como lo hace el metro, caso claro de pago extravehicular). Con Transantiago se han instalado 11 en la ciudad y se planea instalar 0tros 11.

Las fotografías corresponden a la zona paga de la línea 405 (Providencia-Vitacura) en Plaza Baquedano. Llena de pasajeros a las 8 de la mañana, pasan 5 minutos sin buses y luego llegan 2 buses juntos. La gente se agolpa.



algunos atropellos a la subida... la ansiedad por entrar es muy grande. "Ves, esto es lo que pasa", comentan dos mujeres de avanzada edad al observar los apretujos a la entrada de los buses. Pasan 30 segundos y 200 pasajeros están abordo de los vehículos, operación que con subida sólo por la puerta delantera como es usual tardaría unos 3 minutos. El diamante muestra parte de su brillo.

Otros cinco minutos y no llega ningún bus. El paradero está lleno nuevamente, mientras un monitor dice por un megáfono "Por tacos en el sector oriente, ha bajado la frecuencia". "Siempre dicen lo mismo", comenta otra pasajera. Así, cuando el o los buses lleguen, volverán las "presiones" a la entrada.

En suma, las zonas pagas funcionan pero son perfeccionables: una frecuencia regular disminuiría número de pasajeros esperando y por consiguiente apretujos a la subida. Eso además permitiría masificarla, para que el mismo paradero sea usado por más líneas (aunque esto requeriría un esfuerzo de posición adecuada de los usuarios de las distintas líneas en la zona).

Las zonas pagas pueden reducir considerablemente el tiempo de transferencia de pasajeros. Las nuevas vías segregadas han disminuido entre un 23 y un 50% los tiempos de viaje de los buses. Todo esto era muuuuuuuuy previsible antes de la puesta en marcha de Transantiago(*), entonces,

¿Por qué no se hizo desde un principio?




(*) Ver artículo "Bus Rapid Transit, el sistema de transporte público que no se conoce en Chile"

3 comentarios:

Nelson dijo...

¿Porqué no se hizo antes?

¿Se imaginan a Lagos inaugurando una extensa cantidad de corralitos en vez de una estación de Metro, junto a un alcalde de oposición o gobierno, y su amigo Bustamante?

La verdad que a nivel público nuestra tarea ha sido deficitaria, todos los medios se habrían burlado de Lagos, porque no hemos logrado romper el prejucio anti-bus (aunque ahora con el Metro repleto la gallá se está dando cuenta solita).

polmuadi dijo...

si en vez de inaugurar un "corral" se inaugurara un moderno paradero tecnológico, no habría ningún problema. si al final el único tema es ese, que lagos se viera bien y "modernors" cortando la cinta...

Anónimo dijo...

me parece interesante tu idea de masificar el uso de zonas pagas, pero el uso de estas por distintas lineas podria complicarse con el sistema de pago... en la actualidad, los validadores estan configurados con datos del concesionario que opera la(s) linea(s) servida(s) por la zona paga. Entonces, no podrias hacer una zona paga comun para lineas de distintos operadores, o habria que buscar algun mecanismo para repartir los "bips" de manera justa entre ellos (esos son los datos para pagarles despues).