jueves, abril 20, 2006

Gestión del Tránsito

El video de arriba* es un buen ejemplo de qué es lo que pasa cuando no hay gestión del tránsito. ¿Alguien se imagina cómo serían algunas esquinas santiaguinas si no tuvieran señalización o semáforos?



Es importante que en una ciudad se planifique a gran escala, pero también es importante solucionar problemas a nivel “micro”, es decir gestionar los flujos en las intersecciones para que los recursos (calles e infraestructura en general), que son escasos, sean utilizados de manera eficiente.

Ahora la pregunta es: ¿Quién se encarga de definir dónde, cuándo y cómo intervenir una intersección?. Según yo entiendo (que me corrijan si me equivoco) esto es tarea de las municipalidades, pero no sabemos con qué criterios lo están haciendo.

Muchas veces uno ve en programas tipo “Aló Eli” (en mis tiempos por lo menos) un reportaje sobre un niño que fue atropellado en una esquina. Posterior a la nota se ve un contacto en vivo con el alcalde de la comuna donde ocurrió el accidente, quien se compromete a instalar un disco pare, o un “lomo de toro”, o un semáforo, así… a secas, sin ningún estudio o análisis previo.

Como algunos saben no es cosa de llegar y poner un semáforo o cambiar el sentido de una calle, ya que esto podría empeorar la situación (esto último se entiende por la "paradoja de Braess"). Muchas veces la intervención puede generar más costos que beneficios, es por esto que existe una gran cantidad de modelos destinados a evaluar los efectos de una medida antes de aplicarla en el “mundo real”.

El problema es que, generalmente, para correr estos modelos de manera adecuada e interpretar correctamente sus predicciones hace falta un especialista (idealmente un ingeniero en transporte) y en las municipalidades los especialistas en transporte brillan por su ausencia (excepto en un par de comunas ricas, dicen los rumores).

El gobierno tiene un muy buen capital humano destinado a la planificación del transporte a gran escala o nivel macro (SECTRA, TRANSANTIAGO), sin embargo los pequeños problemas (que pueden generar altos costos) no son tratados de manera integral o utilizando de manera adecuada la experiencia de los profesionales del área. Quizás las municipalidades contraten consultoras para hacer estas evaluaciones, pero sin una contraparte técnica adecuada es difícil que se logren buenos resultados. Es tarea nuestra (de la ciudadanía en general) tratar de que esto cambie… espero que este post sea un pequeño aporte.


* El video es realmente impresionante, recomiendo mucho verlo. Puede ser que demore en cargar por lo que es conveniente minimizar la ventana un rato, esperar unos minutos (que pueden ser usados en trabajar, por ejemplo) y volver a apretar “play”.


7 comentarios:

Christian Romero dijo...

Todo lo que se refiere con intervenciones a intersecciones lo controla la UOCT. Las municipalidades o los mandantes de proyctos inmobiliarios (que justifiquen EISTU) envian las modificaciones propuestas a la Unidad, quien revisa y aprueba/rechaza.

Claudio dijo...

Impresionante el video (vale la pena la espera), me recuerda un comentario de un amigo colombiano "En Colombia cuando se llega a una intersección se hace despacio y uno empieza a pasar de a poquito y cuando se pueda" obviamente no se refería a toda la ciudad pero refleja un factor que se debe tomar en cuenta en el tema de transporte: la cultura.

En Santiago un cruce de ese estilo hubiera facilmente implicado un par de choques, gritos y peleas. Y es porque en Chile somos así, y de esa manera también es muy dificil hacer pensar a una persona que puede haber un sistema de buses tan bueno como el metro (a mi padre se lo he explicado un montón de veces y sigue sin creerme). Ojala se invierta en Transantiago para poder demostrar con hechos lo que la gente cree imposible y no darle más razones para que se compren un auto.

Para terminar ¿porque en las últimas semanas el metro ha estado tan congestionado? porque nadie le cree a las micros y por otra parte el metro tiene una capacidad bastante limitada que se está demostrando.

Ricardo Stuven dijo...

El video se ve raro, caótico... pero en general no me parece nada escandaloso, el flujo se ve bien, y la congestión hacia el final no demora más que un semáforo rojo largo.

Como dice Claudio, el problema es cultural, no importa cuántos semáforos pongas o saques. Y según la introducción del artículo sobre la paradoja de Braess, citando el caso de Nueva York, quizá quitando semáforos y señalizaciones en ciertas intersecciones de Santiago se resuelvan algunos problemas. Obviamente, muy pocos se atreverían a hacer el experimento.

Hay que tener en cuenta también el paradigma de las "calles desnudas" donde se apuesta (y muchas veces se confirma) que en una situación aparentemente caótica se genera más precaución, contacto visual y autoregulación entre los conductores, donde el diseño de la vía habla por sí solo y no por medio de señales. Uno puede ver el video pensando "bueno, y a qué hora es el choque?". En una de esas, comparando los accidentes de esa intersección con otra correctamente señalizada en Santiago, uno se puede llevar más de una sorpresa. Tampoco digo que el caso del video sea el mejor ejemplo (al menos no es el más "estético" :) pero hay otras experiencias más "civilizadas" de lo que digo. Ver, por ejemplo esta presentación (PDF) del proyecto Shared Space

Ricardo dijo...

En realidad la paradoja de Braess tiene más que ver con los efectos negativos que puede tener el agregar arcos a una red... quizas no aplica e este artículo.
Es cierto lo de la "cultura" pues, como dijo Claudio, una esquina asi en Santiago sería un ring de boxeo...

anita dijo...

Yo no soy experta en el tema ni nada por el estilo, soy una humilde estudiante de diseño... Pero la verdad es q el video no me pareció para nada escandaloso... Y creo q, en mi idealista e incultamente sesgada opinion, el problema no es la gestión de transito no existente sino la sobrepoblación, el sistema citadino y el afan de correr de un lado a otro dentro de toda ciudad del mundo.
Tal vez la cosa no es gestión, sino cultura, y no cultura de leer, cultura de disfrutar la vida, el espacio, el ambiente, y dejar de poner semaforos para que nuestra naturaleza no se haga presente. Por dar paso al progreso y la eficiencia estamos dejando pasar lo más importante... de verdad como queremos que sea nuestra vida? Como una ciudad perfecta a lo Joven manos de tijera?... Yo creo q la cosa va por otro lado, y todos mis respetos para los transportistas, creanme que soy conciente de que hacen muchos más bienes a la sociedad de los que sabemos.
Eso... Y ...
Mueran las Ciudades!
(...Y viva Rick!)

Anónimo dijo...

le pone color el dueño del blog.. si NADIE CHOCó!!!!! aca ponis un semaforo y lueguito sale un weon con el juego de la ruleta o un gil se pasa con amarilla.. ahi todos se andan con harto cuidado no mas... anda a arreglar otro pais saco e huevas

Cristián dijo...

Algunos detalles legales.

El ministerio de transportes, a partir de sus secretarias regionales, tiene la última palabra en materia de cambios en la red vial básica, llamese mejoras o "peoras". Esto, viene desde 1985 con el DS.83. cito textual el tercer articulo:
"Art. 3 dispone que cualquier modificación a las características físicas u operacionales de las vías que integran la Red Vial Básica de una ciudad o conglomerado de ciudades que comprometan la operación de vehículos y/o peatones, así como los proyectos de construcción de nuevas vías que incidan en la red vial básica deberán contar con la aprobación del Secretario Regional Ministerial de Transporte y Telecomunicaciones."

Aclarado este punto, es el ministerio de transportes el que da la aprobación, desde un lomo de toro hasta la instalación de un semaforo. Lo que se comenta de la UOCT,es correcto pero con algunas salvedades. Como dicha unidad operativa, paso a depender del ministerio de transportes y posee los recursos técnicos para evaluar los cambios, es la que se ha encargado de aprobar o no, en el ultimo tiempo "las mejoras". Sin embargo es claro que muchas veces el municipio "se arranca con los tarros y hace cambios sin preguntarle a nadie", incluso la misma UOCT, se ha encontrado con estas sorpresitas. A modo de ejemplo, tiempo atras en la comuna de peñalolen se encontró un semáforo instalado por la municipalidad, en medio de una de las redes de la UOCT, lo que obviamente generaba problemas de coordinación, entre otros conflictos. La autoridad municipal no habia justificado la instalación del semaforo técnicamente y la seremi de transportes ni se habia enterado. Pero, los vecinos (los votos) estaban felices porque el alcalde les había instalado un semáforo más en su villa.