lunes, junio 30, 2008

Vías segregadas para autos y taxis



Mientras los autos y los taxis usen las vías segregadas para buses en Santiago, el transporte público de superficie seguirá siendo lento y no confiable en términos de regularidad en los tiempos de viaje, atributo este último fundamental en los viajes al trabajo temprano en la mañana. Mientras un viaje en micro en la Alameda o Providencia pueda durar 20 ó 40 minutos con la misma probabilidad, el grueso de los usuarios va a seguir prefiriendo la línea 1 del metro por la mayor confianza que les produce el poder predecir más ajustadamente cuánto tiempo se demorarán en llegar a sus trabajos, a pesar de los empujones para subirse al tren y los 6 pasajeros por metro cuadrado, teniendo la posibilidad de un viaje mucho más cómodo en bus.

Las vías para buses funcionan más eficientemente por el centro de las arterias- como en Transmilenio en Bogotá y la Avenida Grecia en Santiago- situación en la que se minimiza la fricción con los otros modos y con la actividad peatonal de las veredas. El ideal en el eje Alameda-Providencia es dejar dos pistas de buses por el centro de la calzada y dos para los otros vehículos en las pistas de la derecha. Si esto resulta impracticable, lo mínimo que se puede exigir en las condiciones actuales es sacar a los vehículos livianos y los taxis de la vía segregada, cuya presencia es uno de los factores preponderantes en la lentitud de los buses, incluso en estas vías que supuestamente los separan del resto del tráfico para darles preferencia y más justicia en el uso del espacio vial. Tales medidas y cual otra que dé más velocidad y regularidad a los buses permitiría:

- Mejorar la calidad de servicio
- Aumentar la capacidad de transporte del sistema, ya que con los mismos buses se incrementaría la frecuencia de pasada de éstos.
- Atraer usuarios desde el metro, ayudando a su descongestión en las horas punta (idealistamente, desde el auto también).

Es decir, sólo buenas noticias. Se requiere primero la decisión política de sacar a los taxis de las vías segregadas, y en el caso de los automovilistas más control en terreno y a través de cámaras, además de estudiar la supresión de varios virajes a la derecha (tema no trivial por todos los re-ruteos que se producen) o su regulación sin permitir su ingreso a la vía segregada (por ejemplo, con una tercera fase en el semáforo).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Quería celebrar la iniciativa de este blog. Creo que su existencia, aunque quizá no tan conocida, al menos es una prueba de que existen personas entendidas en el tema y atentas a los acontecimientos del Transantiago.

Efectivamente los taxis en Providencia son una plaga, porque además hay que considerar que con su expectativa de captar pasajeros, habitualmente reducen la velocidad frente a los paraderos, lo que retrasa más aún a los buses que vienen atrás.

Anónimo dijo...

QUE BUENO ES ESTE ESPACIO DE OPINIONES QUIEN ESCRIBE ES UN ENTENDIDO EN LA MATERIA PERO SACAR LOS TAXIS O SEGREGARLOS CREO EN NINGUNA PARTE DEL MUNDO EXICTE, LOS TAXIS SON MEDIOS DE TRANSPORTES QUE TIENEN CARACTERISTICAS ESPECIALES ES PERSONALIZADO,SEGURIDAD, MENOR TIEMPO DE TRASLADO PORQUE VA DESDE SU DOMICILIO A SU DESTINO,COMODIDAD