martes, septiembre 12, 2006

El Almacén de la Esquina

Una de las estadísticas más notables de Santiago es su cantidad de viajes a pie. ¡Seis millones de viajes diarios!, lo que representa un 37% de los viajes totales.

Estos son viajes "completamente a pie", es decir, estamos dejando fuera a quienes usan transporte público, que muchas veces la gente considera también peatones. Los viajes a pie, de hecho, son más que los que se hacen en auto y más que los que se hacen en Metro o en bus.

¿Muestra del subdesarrollo? Para nada. París, Berlín y Madrid tienen porcentajes de viajes a pie muy similares al de Santiago. En Londres es un poco más bajo, aprox. un 25% del total, o sea, 1 de cada 4 viajes se hace caminando.


Pero quizás lo más sorprendente es la poca relevancia que se le da a esta estadística, especialmente entre nuestras autoridades. Es muy común que en documentos oficiales aparezca algún gráfico con los viajes totales de la ciudad y su distribución entre los distintos modos de transporte, y en donde la caminata es completamente omitida. El típico documento de gobierno menciona que Santiago tiene 10 millones de viajes diarios. Pues no, son 16, y esos 6 restantes son a pie.

¿Por qué se los omite? La mayoría de esos viajes a pie son a destinos muy cercanos y no son al trabajo ni al estudio. Son a comprar el pan, a ver a un vecino, a sacar fotocopias, a pagar una cuenta. Es esencialmente esa "simpleza" lo que les da un aire de "sin importancia" para muchos políticos y profesionales del medio.

Pero vaya que importan. No todas las ciudades permiten caminar como Madrid o Santiago. En la típica ciudad norteamericana, la fracción de viajes a pie es minúscula, del orden del 4% del total. ¿Por qué? Porque son ciudades extendidas, donde se hace un esfuerzo enorme para que hogares y comercio estén alejados unos de otros. Ni siquiera un caminante empedernido podría ir a comprar el pan a pie; simplemente el almacén queda demasiado lejos.

¿Qué pasa si una ciudad no tiene condiciones para caminar? La consecuencia de esto es tremenda. No es que los norteamericanos renuncien a comprar pan, sacar fotocopias, visitar amigos, ir al médico o hacer trámites. Lo hacen igual, pero obligados por las distancias a hacerlo en auto. El resultado es que cada ciudadano en promedio recorre un mayor número de kilómetros por año en auto, lo que empeora la congestión y la contaminación.

Si los viajes que hoy en Santiago se tuvieran que hacer en auto, ahí sí que usted vería congestión. Los viajes en auto hoy llegan a los 4 millones diarios. ¿Se imagina sumar 6 millones más por encima de eso? Tiembla, Santiago, tiembla.

Tener una ciudad donde 1 de cada 3 viajes se hace a pie es un tesoro. Esa es una ciudad que permite a sus ciudadanos acceder a comercio y servicios de manera cómoda y barata, y con menor contaminación y congestión para todo el resto de sus conciudadanos.

Pero ese tesoro hay que cuidarlo. Y nada de bien lo haremos si consistentemente omitimos su existencia y las cifras que lo rodean.

7 comentarios:

nascho dijo...

Me parece importantísimo este post. En Las Condes, calle Los Militares entre Manquehue y Gerónimo de Alderete cada vez nacen más edificios y me he fijado con preocupación que no hay espacios para poner panaderías, almacenes, fotocopiadoras, etc. Me imagino que se hará poco el paso bajo nivel de Manquehue con Apoquindo en unos años más.

Ricardo dijo...

un tema importante relacionado con esto es que tanto se incentiva a la gente a elegir una vivienda que le quede cerca del trabajo o del colegio de los niños, etc.

Últimamente ha pasado que las empresas ponen sus casas matrices en el barrio alto, me imagino que para quedar mas cerca de sus ejecutivos.... el problema es que estos mismos ejecutivos se arrancan a vivir más lejos todavía y al final igual se van en auto...

Habría que incentivar de alguna forma a la gente a vivir cerca de sus trabajos... la verdad el incentivo es bastante obvio... demorarse 15 minutos a pie vs. 30-40 en auto es obviamente mejor

nespejo@ dijo...

En esta discusión no puede estar ausente un artilugio del siglo XX que es capaz de mejorar el rendimiento del caminar en 300% !!!!!!!. De esta forma el área de influencia del metro o de los futuros troncales de transantiago practicamente cubren toda la ciudad. Si nuestras autoridades entendieran que la única forma de combatir la congestión es a través de promover esta y otras formas de combinación modal, en vez de construir autopistas que en la práctica son sólo un subsidio a la expansión urbana e incentivo a construir una ciudad suburbana.

Saludos,
Nelson.
PD: El artilugio es a pedales.

nespejo@ dijo...

En esta discusión no puede estar ausente un artilugio del siglo XX que es capaz de mejorar el rendimiento del caminar en 300% !!!!!!!. De esta forma el área de influencia del metro o de los futuros troncales de transantiago practicamente cubren toda la ciudad. Si nuestras autoridades entendieran que la única forma de combatir la congestión es a través de promover esta y otras formas de combinación modal, en vez de construir autopistas que en la práctica son sólo un subsidio a la expansión urbana e incentivo a construir una ciudad suburbana.

Saludos,
Nelson.
PD: El artilugio es a pedales.

nespejo@ dijo...

En esta discusión no puede estar ausente un artilugio del siglo XX que es capaz de mejorar el rendimiento del caminar en 300% !!!!!!!. De esta forma el área de influencia del metro o de los futuros troncales de transantiago practicamente cubren toda la ciudad. Si nuestras autoridades entendieran que la única forma de combatir la congestión es a través de promover esta y otras formas de combinación modal, en vez de construir autopistas que en la práctica son sólo un subsidio a la expansión urbana e incentivo a construir una ciudad suburbana.

Saludos,
Nelson.
PD: El artilugio es a pedales.

Anónimo dijo...

Muy buena esta entrada. Amplía el horizonte respecto de cómo y por qué se moviliza la gente en la ciudad. De hecho con mi marido estamos buscando una casa para comprar considerando justamente los factores que mencionas: cercanía con el trabajo, accesibilidad por transporte público, áreas verdes públicas y comercio. Actualmente vivimos en el sector de el Golf y no hay nada más cómodo que tener todo a la mano: metro, supermecado, panadería, farmacias, bancos....me muero si tuviera que salir en auto cada vez que quiero comprar el pan o pañales para las niñas.
Tienes razón que muchas ciudades en Esatados Unidos no están pensadas para realizar estos viajes a pie. El año pasado estuvimos unos días de vacaciones en Miami y para movilizarnos tuvimos que arrendar un auto ( que gracias a Dios no es caro), pero me llamó mucho la atención cuando nos trasladábamos por las autopistas urbanas (allá si que están bien pensadas)que los barrios residenciales no tienen comercio: sólo hay casas!!! o sea, si surge algún imprevisto, me faltó pan, leche o pañales para los niños, aspirinas, etc. tengo que salir en auto a algún centro comercial para comprarlo. Me imagino que los gringos están acostumbrados y se organizarán de tal forma que antes de llegar a su casa realizan todas las compras que necesitan.
Última cosa, quizás peque de ignorante, pero cómo sacan las estadísticas de la cantidad de viajes por tipo de transporte? cómo sabes que se realizan a diario 6 millones de viajes a pie?
eso, y muy bueno el blog

Ricardo dijo...

Estimado(a) anónimo(a):

Generalmente las estadísticas del número de viajes (según origen, destino y medio de transporte) se construyen a partir de la Encuesta Origen y Destino de viajes (EOD). En esta se encuesta a un conjunto de hogares respecto a los viajes que realizan y como los hacen. La muestra se supone que es representativa y los resultados se expanden para lograr representar al total de la población. En la última EOD (año 2001) el total de encuestados fue aproximadamente 15.000 hogares.

Espero que te aclare la duda (y que la fuente del dato te resulte creíble)