jueves, agosto 31, 2006

La Guerra de El Golf


Se viene la "Guerra de El Golf". En una medida nunca antes vista el alcalde de la comuna de Las Condes cerrará (desde las 23:30 hrs) las calles del muy pudiente barrio El Golf, con el fin de evitar que prostitutas y travestis ofrezcan sus servicios en el sector (afeando el aspecto aséptico de clínica que ha desarrollado el barrio últimamente).

Habría que hacerse varias preguntas, la primera (y la más obvia) es porqué ese tipo de servicios concentran su oferta justamente en ese sector.... parece ser que no es una casualidad.....

Obviamente la mayor parte de los consumidores de ese tipo de servicios en el barrio el Golf son de la zona (del barrio alto en general).

La medida es bastante hipócrita, la municipalidad pretende ocultar un fenómeno que se da justamente porque muchos de sus vecinos consumen este tipo de servicios. Cabría la posibilidad de reconocer este hecho y tratar de regularlo (¿crear un barrio rojo?), pero como siempre es preferible hacer como que el problema no existe y es más fácil barrer la basura debajo de la alfombra (que se vaya a otra comuna idealmente).

Todos sabemos lo que va a pasar: nada. Las trabajadoras sexuales se moverán 300 metros más allá y la cosa va a seguir igual que antes, con la diferencia de que un alcalde de corte conservador va a haber logrado presencia mediática, con el consecuente beneficio electoral (se autoproclamará vencedor de "la madre de todas las batallas contra la inmoralidad")

Un aplauso para el señor alcalde, que hace y deshace en su comuna (amparado por un pseudo-plebiscito) con el fin de lograr más tribuna.

6 comentarios:

Gueta dijo...

Hoy leí o escuché, ya no me acuerdo, que la idea es terminar con la prostitución.

Eso es imposible, tiene tantos años como la humanidad, ¿no? Y como es un mercado, mientras haya demanda, aparecerá la oferta.

No sé realmente qué espera el alcalde, puede ser simplemente figurar, pero a la larga varios seguramente lo recordaremos como el sapo que no logró nada.

Negrosuperstar dijo...

Este es un debate tan viejo como el oficio en cuestión. De la Maza se está arrancando con sus propios tarros y con ello está intentando obtener algún tipo de crédito político en su deseo de "democratizar" la UDI. Sin embargo, la contraloría consideró "ilegal" el cierre de El Golf, así que creo que esto llega hasta acá. Y sobre la pregunta, obviamente los travestis se paran en las esquinas de este sector porque sus clientes provienen precisamente de este barrio o de otros más altos aún. Esto no es ningún misterio.

Alejandro dijo...

el objetivo claramente es desplazar a los travestis a otra parte, "limpiar" el barrio, no creo que el alcalde vea esto como una medida para solucionar el "problema" de la protitución.

¿Qué pasaría si existe algún travesti o prostituta que vive en el barrio? ¿le van a prohibir trabajar afuera de su casa? ¿van a agregar al letrero "Sólo Residentes... que no se dediquen al comercio sexual"? imagino el entuerto que se armaría.

Ricardo dijo...

eso del "sapo que no logró nada" me recuerda a otro edil que gastó plata en hacer que aviones cisterna "crearan" lluvia y que hizo una playa y un centro de esquí en la orilla del mapocho...

¿¿No era amigo de De la Maza también ese???

Por otro lado, es sabido por todo el mundo que las prostitutas de "alto estándar" ofrecen sus servicios en departamentos de El Bosque Norte o El Golf... asi que el entuerto se va a armar de todas maneras

Anónimo dijo...

"es sabido por todo el mundo que las prostitutas de "alto estándar" ofrecen sus servicios en departamentos de El Bosque Norte o El Golf..."

yo no lo sabía :D

Rodrigo dijo...

Por pura casualidad el otro día me tocó conocer una anciana de ochenta y tantos del barrio en cuestión. No había ido a votar en el plebiscito/consulta, pues consideró que todo era una lesera y que había escándalo de más. Según ella, los travestis no molestaban nada. Que a ella le habían contado esto y aquello, que una vecina había dicho que había visto uno con un tremendo cuchillo, etc. "¡Pero cómo inventa la gente!" comentó la anciana.

Lo cuento más como anécdota. Me sorprendió ver en una mujer tan entrada en edad con una postura tan abierta sobre el tema. En mis prejuicios, esperaba que ancianas como ella tuvieran más prejuicios.

De todas formas, considero que el caso de El Golf es extremadamente interesante porque tiene demasiados angulos para pensar: está el efecto sociológico de lo "hipócrita" de la medida, que otros han comentado; está el tema porfiado que vuelve de cuando en vez sobre el lugar que le cabe a la prostitución en la sociedad; está el debate sobre el cierre de vías públicas (el efecto gheto que se está arraigando fuerte en Santiago); y está, a mi gusto, el tema de la eterna fiscalización ausente. Prostituitse en la vía pública es ilegal, pero al igual que con otro montón de leyes, nada se cumple ni se fiscaliza en esta ciudad.