martes, marzo 28, 2006

Incentivo al uso de la bicicleta.

La bicicleta es un medio de transporte no contaminante, silencioso, que no genera congestión y que trae beneficios a la salud (tanto física como psicológica) de quien la usa.

Es lógico entonces que una ciudad que pretenda tener un sistema de transporte sustentable deba promover el uso de este medio de transporte. Es con esta intención que el Gobierno de Chile, en colaboración con el GEF (Global Environment Facility) están desarrollando el proyecto “Calidad de aire y transporte sustentable para la ciudad de Santiago de Chile”, proyecto que está siendo implementado por Transantiago.

Dentro de este proyecto (que tiene muchas partes que no analizaremos ahora) se destaca el estudio “Promoción del uso de la bicicleta”, que tiene los siguientes objetivos específicos:

  • Definir un programa de acciones que tengan como fin, promover el uso de la bicicleta, sobre todo para viajes con motivo de trabajo, estudios y compras. Este programa deberá enfocarse principalmente hacia los desplazamientos que actualmente se hacen por auto particular en el área del estudio (comunas de Ñuñoa, Providencia y Santiago).

  • Inculcar el uso de la bicicleta como medio de transporte en jóvenes de edad escolar y superior, y de tal manera reducir el uso del auto particular para viajes entre la casa y el establecimiento educacional, en el área del estudio.

  • Aumentar el número de pasajeros que acceden al Metro en bicicleta, especialmente aquellos que actualmente usan el transporte motorizado privado para desplazarse.

Se han visto algunos avances parciales en el primer objetivo: Providencia, Ñuñoa y Santiago han aumentado notoriamente sus kilómetros de ciclovías, sin embargo llama la atención que el estudio se aplique sólo a estas comunas.

Por otro lado, aparte de las ciclovías, no se ha visto mucho más avance.

La idea de facilitar el acceso en bicicleta al metro no es ninguna novedad y debería ser fácil (y a todas luces barato) de implementar, sin embargo seguimos viendo que no hay lugares para dejar bicicletas en las estaciones de metro a pesar de que algunas (como Escuela Militar) disponen de superficie ociosa que podría ser fácilmente destinada a esto.

Respecto a inculcar y promover el uso de la bicicleta se han visto algunos “gestos” como mayor apoyo a organizaciones que promueven su uso (Furiosos Ciclistas, Arriba e’ la Chancha), pero tampoco se ha visto una campaña “masiva” de promoción de este medio de transporte

Mi opinión (absolutamente personal, no representa al resto de los miembros del blog) es que justamente la difusión es lo más importante (si no lo único). No se pueden construir ciclovias que lleguen a todas partes, por lo que las bicicletas deben usar principalmente la calle y sería ideal poder dejar la bicicleta en el metro, pero esto de nada sirve si sólo unos pocos lo hacen.

Es fundamental que la gente quiera usar espontáneamente la bicicleta. Por lo general las campañas orientadas a esto apelan al “sentido común” de la gente y a su interés por el “bienestar de todos”. Sin embargo sabemos que el usuario pocas veces elige su medio de transporte considerando estos factores.


Mi propuesta (que seguramente muchos encontrarán espantosa) es promover el uso de la bicicleta apelando a los “estereotipos-objetivo” (lo que a la gente le gustaría ser). La bicicleta tiene el estigma de ser considerada un medio de transporte “pobre”, mientras que tener auto implica cierto “estatus”. Por eso hay que tratar de “subir el nivel” de la bicicleta como medio de transporte. Por ejemplo se puede poner énfasis en que en muchos de los países considerados “desarrollados” la bicicleta es un medio de transporte altamente usado (por todos los estratos socioeconómicos). En los países bajos el 28% de los viajes son en bicicleta mientras que en Santiago sólo son el 1,4% (menos que en Canadá e Inglaterra, que tienen un clima bastante más adverso). El siguiente gráfico nos da una idea de cómo estamos respecto a otros países.


Fuente: Presentación de Christopher Zegras en el seminario “Chile en el mundo, el mundo en Chile”, Noviembre 2005.


Mientras el auto siga siendo asociado a un mayor “estatus” social y la bicicleta sea considerada sólo un elemento recreativo no se va a poder avanzar nada. Yo “vendería” la bicicleta igual que cualquier producto de consumo: apelando a las “aspiraciones” del consumidor (¿Quiere parecer europeo?... entonces súbase a la bicicleta)

Convencer a la gente de que ir al trabajo, colegio o universidad en bicicleta es “cool” (anglicismo espantoso, pero que se le va a hacer) podría ser una manera efectiva de cambiar la partición modal. A esto hay que agregar información que permita a la gente darse cuenta de que no es tan cansadora como parece, de que en muchos casos es más rápida y poner énfasis en que su costo es “cero”. La gente tiene que sentirse “orgullosa” de andar en bicicleta… sentir que es una alternativa “inteligente”… y en cierta forma sentirse inteligente por usarla.

No basta con decirle al usuario que es “bueno”, hay que insertarlo en su subconsciente… si se hace con tantas cosas ¿Por qué no con la bicicleta? (y de pasadita con el transporte público)

------------------------------------

Links asociados:

Presentación de Christopher Zegras (profesor del MIT) en el seminario “Chile en el mundo, el mundo en Chile”, Noviembre 2005.

Documentos del estudio “Promoción del uso de la bicicleta”

Global Environment Facility

Transantiago

Testimonio gráfico de un viaje en bicicleta al trabajo (realizado por el autor...)

Arriba e' la Chancha

15 comentarios:

Alejandro dijo...

No se me había ocurrido eso de "subirle el pelo" a la bicicleta, recuerdo un comercial del Banco de Chile en que aparecía una niña andando en bicicleta con cara de resignación, pensando "me gustaría comprarme un auto" (por la magia de la televisión, se le escuchaba el pensamiento)... una cosa de status. Es loable que haya un proyecto concreto por parte del gobierno, para el incentivo de uso de la bicicleta, ojalá que no se quede sólo en palabras y que sea algo de verdad. El hecho de que abarque sólo 3 comunas de 32 ya da para pensar...pero bueno, por algo se empieza, o peor es mascar lauchas

Ricardo dijo...

Se me ocurrió algo: El estado debería dar el ejemplo y dar bonificaciones a los funcionarios públicos que lleguen a trabajar en cleta. Por ahi lei alguna vez que Nike (los que hacen zapatillas) hacía lo mismo.

Anónimo dijo...

Excelente idea… pero lamentablemente es como un sueño…
No olvidemos que esto es Chile y el respeto que nos tenemos en las calles casi viene dado por el porte del vehículo para poder meterse donde uno quiera. Por eso las ciclovías tienen que ser segregadas porque nadie respeta lo que está pintado en el piso (ni siquiera las del transporte público).

Si existe más uso de la bicicleta vaticino que habrían más accidentes con estas, por lo que propongo que las campañas tengan también un enfoque a estos problemas y que el gobierno coopere (no como el chiste de la ciclovía de la Alameda)

A veces no es porque la bici es menos que un auto, sino que el miedo es mayor.
¿Quien se atreve a andar en Av. Matta en las horas punta?

Ricardo dijo...

Justamente el miedo es una de las barreras a superar. A mi personalmente me daba mucho miedo al principio, pero con el tiempo se pasa.

Igual sería excelente que hubieran buenas ciclovías segregadas en algunos ejes, pero es verdad que lo más importante es generar cultura tanto en los automovilistas como en los ciclistas para que no hayan accidentes.

Ricardo dijo...

Para que vean que no es tan terrible visiten el "testimonio gráfico de un viaje al trabajo en bicicleta", en los links asociados del artículo.

Félix dijo...

Justo en estos días estoy pensando en adquirir una bici. Como se viene el verano, es lo mejor para botar la grasa acumulada en invierno. Te apoyo 200%

Mobius One dijo...

interesante la cosa... yo cuando no camino a la u, voy en bici... de hecho como por ahi menciones he podido comprobar que para ciertos viajes es mucho más rapido, ejemplo, de mi facultad a un lugar cerca del cerro santa lucia, hay q caminar al metro, tomar linea 2, combi linea 1, y caminar al destino, normalmente para mi eran como 25 minutos... un dia probe en bicicleta y fueron inesperados 10-13 minutos... una desventaja podria ser que no siempre uno quiere realmente llegar a un lugar despues de haber hecho ejercicio moderado por unos minutos... especialmente con la calor estos dias... pero, en fin... en todo caso... apoyo por ahi el comentario contra la "ciclovia" en la alameda... al menos el tramo que yo uso - de republica hacia ahumada - realmente no se puede considerar gran avance... igual las rampas ayudan a q no sufra tanto la cleta pero la cosa esta cortada en la moneda por ejemplo y las rampas ubicadas no muy amigablemente en ciertos lugares... bueno... eso seria... una cosa si... preferiria una moto... se gasta bencina pero igual tiene hartas de las ventajas de la bicicleta

Marcel Goic F. dijo...

Me parece que la idea apunta en la direccion correcta, pero habria que tirarse un estudio simplecito para darle peso.

Si viene cierto qu puede que para un segmento importante de la poblacion, la "onda" del modo de tranporte sea clave en la decision, puede que para otros no lo sea (para mi por ejemplo no lo es y me seduce mucho mas el cuento de la salud y la limpieza del aire). Es posible que para otro grupo la idea les atraiga, pero que haya otros factores que finalmente hagan infactible poner en practica su entusiasmo: si el viaje es muy largo no pueden optar a combinacion cleta-metro porque no tienen donde dejarla, a las segnoritas entusiastas les da miedo que las asalten, a los cuarentones les parece que es mucho esfuerzo, etc.

Ergo:

- medir la fuerza de cada una de las motivaciones.
- medir la fuerza de las barreras que hacen infactible la decision aun para los entusiastas.
- proponer un mix para entusiasmar factiblemente a un grupo amplio de ciudadanos.

No se que tan peluo sea juntar datos (el censo tiene un campo de medio de transporte?, que datos se colectan en el modulo de "gestion" del transantiago?), pero se podria correr unos modelitos ultra-pulentos.

sono+
salu2
Marcel Goic F.

Ricardo dijo...

Marcel: la salud y la limpieza del aire puede tener "onda" si la "propaganda" se enfoca a eso.

Los datos estan... no se si haya "voluntad política" para hacer un estudio en ese sentido.

Gracias a todos por los comentarios en general hasta ahora... el que exista interés en el tema es el primer paso.

rodrigo badilla dijo...

creo que lamentablemente en nuestra sociedad consumista y arribista la única opción de cambiar la mentalidad va por ese lado, somos incultos y no estamos ni ahí con el cuidado de los recursos naturales, asi la única manera es fomentar el uso por medio de artificios subliminales, creo que es una buena idea, varias veces me he visto en la situación de que me preguntan si estoy muy mal economicamente al llegar en bicicleta a algún lugar, ¡no hay cultura! eso es todo....

Graciela dijo...

Hay dos aspectos fundamentales que considerar para promocionar el uso de la bicicleta:
1.- Aplicar marketing especializado financiado por el Estado y privados que están en el negocio del ciclismo, promoviendo un cambio cultural, tanto para el usuario como su entorno, ya que reviste un alto riesgo conducir una bicicleta en tráfico normal; sin embargo, se puede usar como medio de transporte. Asimilar sus beneficios es precisamente una actitud inteligente y fácil de transmitir en una campaña de marketing bien diseñada: Es muy saludable, brinda un mantenimiento físico espectacular, otorga una sensación plena de libertad y constituye una terapia en enfermedades como la depresión, la fibromialgia y otras.
2.- Minimizar riesgo de robo con estacionamientos reforzados con custodia en metro y otros lugares de confluencia de ciclistas es importantísimo, ya que el robo de bicicletas recrudece cada día más.

xerofito dijo...

Estoy muy de acuerdo con tu idea.....de cierta manera en mi blog he tratado de ver el lado "cool" de la cleta
por siaca

unavelocidad.blogspot.com

Anónimo dijo...

Me parece muy interesante vuestro blog, y creo que voy a leerme algunas partes con cuidado. Sin embargo creo que deberías cuestionar radicalmente tu aceptación de las ciclovías como herramienta (aunque sea parcial) de promoción de la bicicleta. Las ciclovías no son parte de la solución: son parte del problema.

http://www.ciudadciclista.org

Txarli
Ciclovías NO
Queremos toda la ciudad.
http://bicilibre.livejournal.com

Anónimo dijo...

Hola.

Considero un buen enfoque el aspiracional, pero hay que tener en cuenta que, al menos en Santiago, la gente literalmente anda atropellando a los demás. Tan solo ver las inmensas 4x4 que abundan en la ciudad. Nada más ridículo. Son vehículos para otro entorno, no para la ciudad. Sin embargo, están totalmente a la moda. Te dan protección. La micro ya no te hace el encerrón tan fácil. Te permiten tirarle el auto encima a los demás. Creo que hay que resolver otros temas sociales antes de que el enfoque aspiracional de la bicicleta pueda tener algún éxito en Santiago.

Cómo olvidar el clásico "Cómprate un auto, Perico!" En el mismo sentido, la farándula entorno a la Teletón.

Saludos

Camila dijo...

Soy de las que piensan que la bicicleta es una buena forma de manejarse por una ciudad. Trato de ir al trabajo en este medio y también cuando voy a una ciudad como turista me gusta recorrerla en este transporte. Por eso cuando consigo vuelos baratos a otro país, trato de rápidamente alquilar una bici